En el carrusel del mundo se está gestando una revuelta y los animales se encuentran molestos. En este divertido libro álbum se plantea la emergencia medioambiental que sufre el planeta.

La esperanza frente a este escenario son los niños que, en su bondad, tienen los sentidos dispuestos a escuchar lo que el mundo adulto aún reniega, ya que en un viaje que es de todos, nos hemos dedicado a destruir el paisaje en el que vivimos.

Este libro toca un tema complejo, pero evita el aleccionamiento e invita a la reflexión con un sutil sentido del humor, destacando el uso de una interesante metáfora que permite plasmar un carrusel habitado por todos los organismos del mundo y dirigido por un gracioso sapo. Hay un único pasajero no tan bienvenido, pues por decenios ha contaminado el hogar de los demás viajeros.

¿Quién intercederá en nuestro favor?

Que se bajen los humanos

$14.900Precio