Una tarde unos niños visitan una casa abandonada. Aún se pueden ver fotografías en marcos que cuelgan en los muros. Imágenes de los antiguos habitantes de ese lugar. A medida que recorren las estancias, los niños se hacen preguntas: ¿quiénes eran las personas que vivían en esa casa?, ¿por qué abandonaron su hogar?, ¿sería por un trabajo fuera de su ciudad? ¿o por perseguir un sueño? 

Esta casa que alguna vez fue un hogar... ahora está abandonada, pero cada espacio deja adivinar la presencia de alguien que fue feliz entre sus paredes.

Las ilustraciones son asombrosas y el libro rima de principio a fin 🥰. Hemos escuchado de papás que les ha sido muy útil este libro para cuando se cambian de casa y a los niños les da pena dejar atrás un hogar o un país. También hemos visto cómo es útil para conversar acerca de los recuerdos que los hacen felices e incluso sirve para ayudar a los niños a desarrollar habilidades de inferencias y realizar supuestos a partir de evidencia. ¡Es una obra de arte!

Una casa que fue

$13.990Precio